Enfermedades parasitarias anfibios


Enfermedades parasitarias: Muchos de

los protozoos y metazoos que se encuentran

dentro y sobre los anfibios no se asocian con

enfermedad a menos que el anfibio hospedador

esté en una situación de estrés o inmunodepresión.

Los anfibios recientemente capturados

o transportados son particularmente

propensos a parasitismos, ya que se mantienen

en condiciones higiénicas deficitarias y

fuera de su POTZ. Los parásitos con ciclo biológico

indirecto tienden a morir cuando los

anfibios salvajes son capturados y mantenidos

en cautividad, si el hospedador definitivo

o intermediario no está presente. Por contra,

las infecciones por los parásitos con un ciclo

biológico directo pueden magnificarse en un

entorno cerrado. Para el control parasitario

es esencial mantener una excelente higiene

del recinto, que incluya la eliminación rutinaria

de piel desprendida, material fecal, restos

de comida y cadáveres. Se pueden encontrar

parásitos externos mediante el examen detenido

de los anfibios empleando una luz de

magnificación, brillante y fría. Un raspado de

piel o una biopsia pueden ser necesarios para

identificar parásitos que causan nodulos o lesiones

epidérmicas. Los parásitos internos se

identifican a menudo en muestras de material

fecal. Algunas pequeñas ranas son suficientemente

translúcidas para permitir la visualización

de nematodos empleando la transiluminación.

En algunos casos, parásitos

metazoos y protozoos se encuentran solamente

en la necropsia. El hallazgo de flagelados,

ciliados y opalinidos en las heces es normal

y no requiere tratamiento en anfibios sanos.

Aunque muchas larvas de nematodos

que se encuentran en las heces no son patógenas,

se recomienda realizar un tratamiento

porque las especies patógenas y no patógenas

no son fácilmente distinguibles.

La rhabdiasis, causada por el gusano pulmonar

Rhab(lias sp, frecuentemente causa

lesiones pulmonares e infecciones secundarias

en anfibios en cautividad. Este nematodo

tiene un ciclo biológico directo con fases de

vida libre. Los gusanos adultos viven en los

pulmones donde depositan los huevos que

contienen las larvas; por medio de la tos, son

tragados, y después excretados en el medio

ambiente. Las larvas L3 infectantes son depositadas

en la piel del nuevo hospedador donde

maduran y migran a los pulmones. Los

animales afectados clínicamente pueden aparecen

anoréxicos, delgados y generalmente

debilitados. Se puede hacer un diagnóstico

ante mortem por el hallazgo de los huevos o

los gusanos en secreciones orales y nasales.

Debe sospecharse la presencia de una infección

cuando las larvas y los huevos de los nematodos

se encuentran en las heces frescas

de un animal con síntomas clínicos. Cuando

se sospecha de una rhabdiasis, el tratamiento

recomendado es fenbendazol (100 mg/kg,

V.O., 1 v/d durante 2 d y luego repetido 12-14

d más tarde) o ivermectina (200-400 |.ig/kg,

V.O., ív , repetido 12-14 d más tarde). Después

del segundo tratamiento cada 2 d con

fenbendazol o de cada dosis de la ivermectina,

los animales deben ser recolocados en un

nuevo establecimiento para prevenir la reinfección

a partir de las fases de vida libre.

Los nematodos capiláridos pseudocapillaroides

xenopi anidan en la piel y se sabe

que afectan a colonias de ranas acuáticas africanas.

Los síntomas clínicos incluyen decoloración,

engrosa miento, edema y ulceración

de la piel. A medida que la infección progresa,

tiene lugar la letargía, la anorexia y la pérdida

de la piel. El diagnóstico se establece por el hallazgo

de pequeños nematodos blancos bajo la

mucosidad de la piel; los raspados cutáneos

pueden mostrar las larvas y los óvulos. El tratamiento

mediante la adición de tiabendazol

(0,1 g/L) al agua puede ser eficaz. El levamisol

y otros antihelmínticos también pueden

mostrarse efectivos. Los cambios frecuentes

de agua y la eliminación de la capa de piel que

contiene los parásitos, son necesarios para

prevenir la amplificación y la extensión de la

infección al resto del terrario.

EN LA COLUMNA DE LA DERECHA PODEIS VER LAS FOTOS DEL ARTICULO.

FOTOS GRACIAS A LAS SIGUIENTES FUENTES:

  1. http://www.koi-bito.com (rhabdias)

Os dejamos una pequeña descarga en pdf donde podréis ver algunos de los nematodos zoo parasitarios que afectan a los anfibios.

Gracias a un articulo de la universidad de Chile.

Descarga
Nematodos zooparasitarios
SanMartin-Ordenes.pdf
Documento Adobe Acrobat 718.9 KB


Escribir comentario

Comentarios: 0